Importancia de reducir en vez de reciclar

Ofertas de cocina

¿Quieres las mejores OFERTAS del mundo de de los utensilios de cocina? ¡Únete ahora al Canal de Telegram o Facebook y encuentra los mejores productos a un precio increíble!

Todos conocemos la ley de las tres erres, muy en boca de todos los organismos oficiales y de la cual se han adueñado en su propio beneficio para fomentar la menos eficiente de las tres: el reciclaje.

El negocio del reciclaje es muy rentable para las empresas, ya que reciben una cantidad de dinero por gestionar unos residuos que, por otro lado, nos están obligando a generar por medio de embalajes innecesarios y un fomento excesivo del consumismo salvaje.

En España, la empresa encargada de este procesamiento es Ecoembes, que se ha visto envuelta en varios escándalos por desatender su tarea mientras sigue cobrando sus contratos, puedes encontrar más información en estos enlaces:

https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/comunicados/greenpeace-pone-el-escandalo-del-vertedero-ilegal-de-utiel-como-ejemplo-del-fracaso-de-ecoembes-en-la-gestion-de-envases/

https://blogs.publico.es/ecologismo-de-emergencia/2018/09/05/ecoembes-por-que-nos-mientes/

Vieñta con una persona separando los residuos en tres montones distintos, de acuerdo a sus tipos: orgánico, plásticos y vidrios.

La primera R (Reducir)

Más allá de intentar cambiar este despropósito gubernamental en el que, como siempre, perdemos los ciudadanos y el medio ambiente a costa del dinero, podemos aportar nuestro pequeño granito de arena si atendemos a la idea original que se planteó en la ley de las tres R. Vamos a intentar, por tanto, reducir la cantidad de residuos que generamos. De esta forma vamos a evitar tener que reutilizar y reciclar. Pero, ¿cómo podemos cambiar esta tendencia sin dar un cambio drástico a nuestro estilo de vida? Aquí te ofrecemos unas cuantas ideas para que empieces el cambio hacia un estilo de vida más ecológico.

Recuerda que los cambios siempre son difíciles y que no tienes por qué hacerlos todos de una, sino que puedes ir adaptándote poco a poco. Lo que importa es que poco a poco vayamos mejorando nuestro estilo de vida en aras de una transición hacia una vida más ecológica a largo plazo.

7 Consejos para reducir la generación de residuos

Como hemos dicho, la más importante de las tres erres es la de reducir, ya que evita el uso de las otras dos, minimizando la generación de basura desde el principio. Intenta adaptar estos consejos a tu vida cotidiana y ya verás como, poco a poco, notarás cómo cada vez te deshaces de menos basuras y envases.

Evita cuanto sea posible adquirir productos con un embalaje innecesario

Plantéate si realmente los productos que compras necesitan tanto embalaje. ¿Realmente son necesarios 3 cartones y una bolsita de plástico para cada ración de té? ¿Necesitas una bolsa de plástico individual por cada tipo de fruta o verdura que compras en la frutería? Todos estos pequeños detalles se van acumulando y resultan en una cantida de basura y deshechos terrorífica al cabo del tiempo. ¿Por qué no haces cosas como estas?:

  • Ve a la carnicería o a cualquier comercio con tus propios tuppers o envases de conservación de alimentos. Dile a la persona que te atienda que ponga tu compra en estos recipientes para evitar el uso de papeles y bolsas.
  • Haz compras a granel. El producto es mucho más barato y ecológico, y, llevando tus propios envases contenedores, no generarás ningún residuo.
Viñeta en la que aparece la frase "nosotros reciclamos" y con varios productos reciclables dentro

Evita el consumismo y las compras impulsivas

En la sociedad actual desgraciadamente existe una peligrosa cultura de “usar y tirar”. Debemos ser conscientes del problema que esto puede generar y optar por un consumo mas responsable, que se orienta a la compra más racional y mantenimiento y reparación de bienes.

  • Intenta reparar los aparatos electrónicos antes de descartarlos por completo. De este modo fomentas el consumo local y el beneficio repercutirá en tu entorno.
  • Compra solo las cosas que necesites. ¿Cuántas veces nos hemos visto rodeados de un montón de juguetes o ropa sin estrenar y que podíamos habernos ahorrado?
  • Opta siempre por productos de buena calidad y que permitan varios usos. De este modo aguantarán más tiempo y no necesitarás reemplazarlos por otros.

Aprende a convivir con el consumo colaborativo

¿Por qué usar un coche invididual para cada persona que vaya a trabajar? Usando el transporte público, o compartiendo viajes en coches con otras personas reduciremos drásticamente nuestra huella ecológica, a la vez que ahorraremos un montón de dinero.

  • Utiliza el transporte público siempre que sea posible; puede que necesites mejorar tu organización para aprovechar mejor el tiempo y no ir con prisas a todas partes.
  • Adquiere productos de manera colaborativa para utilizarlos con varias personas de tu entorno. Esto es muy fácil si vives en una vivienda adosada o una comunidad pequeña. Existen casos de comunidades que comparten grandes congeladores o lavadoras.
  • Cuando no te quede más remedio que usar tu propio vehículo puedes publicitar el viaje entre tus conocidos para compartir gastos.

No reniegues de los productos de segunda mano

El mercado de segunda mano es muy interesante y puede hacerte ahorrar un montón de dinero comprando productos con buena calidad y poco uso. Procura siempre contactar con vendedores que tengan buenas calificaciones e intenta ver el producto en funcionamiento antes de adquirirlo. Una vez lo tengas, sentirás que has hecho una compra estupenda, ahorrando un nuevo residuo.

Símbolo de puesto de carga de un coche eléctrico

Vende o regala lo que no necesites

De manera análoga, puedes situarte en el lado del vendedor en el mercado de segunda mano. Si tienes tus productos bien cuidados, podrás venderlos fácilmente y recuperar así una pequeña parte de la inversión que hiciste en un pricipio, además de ahorrarle un desecho al medio ambiente.

También existe la posibilidad de regalarlo a algún familiar o amigo. También hay portales de donaciones que puedes utilizar para contribuir de forma anónima a que alguien que no puede permitirse un producto lo pueda utilizar.

Utiliza tus propios envases

Puedes reutilizar materiales que te sobren para crear tus propios envases para las compras a granel o en el mercado. Por ejemplo puedes rellenar antiguas botellas de detergente con uno nuevo adquirido en una tienda a granel. O puedes crear tus propias bolsas de tela con retales de sábanas y ropa vieja. Aquí te dejamos un vídeo para que aprendas de forma rápida y sencilla.

¿Tienes un jardín? Composta

Si tu vivienda te permite tener un jardín o un pequeño huerto o terreno puedes tratar los residuos orgánicos en una máquina de compostaje y utilizar el abono para tus plantas. Evitarás comprarlo por separado y verter más residuos al ecosistema. Esta máquina que te ofrecemos funciona muy bien.

Como ves, no es fácil hacer todo esto de una sentada, pero si vas poco a poco, cada vez te será más fácil adaptar tu estilo de vida para que sea más eco-friendly.

X